rol de hetalia estilo isla del drama

NUESTRO FORO, NUESTRO NUESTRO 8C ya nadie es bienvenido (????)

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Aqui estoy...
Vie Oct 09, 2015 10:17 pm por María Rayen/ Araucania

» Holis, ¿llegue tarde? por lo que veo el apocalipsis llego y yo ni enterado...
Sáb Oct 03, 2015 2:25 am por Atlantis

» Encuentro sensual frente a la casa del señorito (?) -Privado(?)-
Lun Sep 28, 2015 9:45 pm por Prusia

» 18 Meses tour (Liebe, liebe, come here, los demás shú shú (??) )
Mar Ago 13, 2013 11:38 pm por Prusia

» Usemos mas el foro!!
Lun Jul 15, 2013 1:34 pm por Prusia

» annyeong!! me presento~
Lun Jul 15, 2013 1:32 pm por Prusia

» Ficha del que los va a matar (?) okno
Lun Jul 15, 2013 1:31 pm por Prusia

» Un sueño milenario
Lun Feb 25, 2013 5:54 pm por Prusia

» parodias con sub español by uto exepto los videos
Lun Feb 04, 2013 3:59 pm por Seborga ;3

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 71 el Mar Jul 11, 2017 11:01 am.


    {01/???} Never let you go. Shonen-Ai

    Comparte
    avatar
    Noruega

    Mensajes : 139
    Puntos : 1
    Fecha de inscripción : 23/02/2011
    Edad : 24

    {01/???} Never let you go. Shonen-Ai

    Mensaje por Noruega el Mar Mar 29, 2011 10:24 pm

    Nueva historia, espero les agrade, pues, la historia es bien cliché, pero, quise intentarlo, dénle una oportunidad n.n

    Nombre: Never let you go
    Rate: K +
    Género: Drama, romance, tragedia
    Advertencias: Shonen-ai, algo de OoC, algo, mucho, nombres humanos, lágrimas, muchas lágrimas, en este capítulo no, descuiden.

    Antes de empezar, aclaraciones con los nombres:
    Noruega: Lukas Bondevik
    Islandia: Emir Stirsson
    Dinamarca: Christensen Andersen
    Ahora, intentaré no hacer muy cortos los capis porque creo que sí actualizaré bien lento, además de que el servidor no me permite actualizar x.x

    Ahora a disfrutar!
    __________________

    - Hermano, oye, ¿me estás escuchando? – el islandés zarandeaba del hombro al rubio que se encontraba sentado en el escritorio, apoyado de manos sobre la superficie de madera, posando a manera de pensamiento.

    - No, no te ignoro, pero, ya sé que me dirás, y te adelanto la respuesta, no. – el noruego no volteó a ver al islandés que se mostraba irrealmente impotente, decía irreal, porque normalmente el frío y sin emociones islandés era así, sin emociones.

    El islandés estaba parado mirando hacia el noruego, quien le daba completamente la espalda sentado en ese escritorio. Se encontraban en medio de una muy inusual y a la vez, cotidiana discusión.

    - ¿Qué no lo entiendes? Estás hiriéndolo, y estás hiriéndote tú mismo, ¿acaso quieres que acabe mal? – el noruego dio un giro en su mismo eje, ya que la silla era de escritorio, para ver a su hermano que seguía hablándole, lo miró fijamente, sin levantarse de la silla.

    - Sí, si te entiendo, por eso digo que no, yo no… - el noruego torció la boca y miró hacia otro lado, sabía que esa decisión no era fácil. Ellos dos lo sabían.

    - ¿Tú qué? ¿Tienes miedo que no lo acepte? ¿Qué sienta que le has estado mintiendo todo este tiempo? ¿No lo comprenda y se ale…? –el noruego golpeó el escritorio, con puño cerrado y se levantó, tapando sus ojos con sus largos flequillos.

    - No hables más… ya entendí, perfectamente… así es, tengo miedo… esto no es fácil, ¿sabes?... ¡No comprendes por lo que estoy pasando!... Incluso si se lo dijera a él… - en eso, un ruido proveniente de la puerta captó la atención de ambos hermanos escandinavos.

    - Si me dijeras… ¿qué? – el danés se había asomado por la puerta, con pinta de haber llegado recién.

    2 años atrás.

    - ¡Maldita sea, volví a reprobar Derecho Fiscal! ¡Algo tiene esa maldita maestra contra mí! – exclamaba un chico rubio, muy escandaloso en los pasillos, sosteniendo con ambas manos una hoja de papel blanca, teniéndola frente a él.

    - ¡Tendré que quedarme estudiando para mi examen de recuperación el fin de semana! ¡No podré salir a las fiestas! – se quejaba a lo que su compañero, como él mismo se autodenominaba, le ponía una mano en su hombro, tratando de calmarlo.

    - Ya, ya Christensen, eso te pasa por no estudiar y pasarte acosando a todos – decía el chico, otro rubio de lentes que lo acompañaba.

    - ¿Qué? Eso no era acoso, simplemente las estaba siguiendo y asegurándome de que nadie les robara sus cosas… ¿acaso no hacen eso en Suecia? – decía retando al rubio más alto.

    - En Suecia no hacemos cosas que nos hagan ver estúpidos, ¿por qué?... ¿En Dinamarca sí? – un aura amenazante se apoderó de esa zona del pasillo, mientras los dos rubios se intercambiaban miradas cada vez más aterradoras.
    Esos dos eran amigos, pero a la vez se odiaban, solamente ellos se entienden.

    - Chris, compórtate, pareces de preescolar. – un chico de cabello rubio cenizo apareció, tenía los ojos azul apagado, y su mirada transmitía frialdad, frialdad que podría congelar a cualquiera. Menos a ellos.
    - ¡Ah, Lu! – soltó al sueco y corrió con el otro chico, quien se alejaba mientras el otro trataba de acercársele, sin éxito.

    - No me digas Lu y… ¿qué es todo este alboroto y pleito que están haciendo? – dijo refiriéndose también al sueco, quien había permanecido en silencio todo ese tiempo, y le indicó con la mirada hacia las manos del danés, mostrándole la hoja de papel. El chico siguió la indicación y miró la hoja, la cual arrebató de sus manos y se dispuso a leerla.

    - Eh… ¿otra vez reprobaste esta materia? – se palmeó la frente decepcionado y mirando con lástima al danés que se disponía a lanzarle una de sus explicaciones bien ensayadas, porque ya prevenía que su amigo lo reñiría por eso.

    - ¡E-e-es que, esa maestra del mal me odia, no ve que hago lo que puedo! ¡Y no se da cuenta de que si no me gradúo por esa estúpida materia el mundo no podrá ver al sexy abogado que seré! – el otro chico, que al parecer era de Noruega, prestó cero atención al otro rubio que intentaba explicarle.

    - Eso no me dice el porqué de tu fallo, no saldrás este fin de semana, tendrás que estudiar… qué mal… y había una buena fiesta, creo que iré con Tino. – sabía que eso molestaba al danés, en realidad no iría a esa fiesta si el danés llegara a ir.

    - ¡Ah, pero Luuuu! No me hagas eso… - ahora es cuando empezaba a hablar como bebé, de igual forma el noruego lo ignoró y se dirigió al sueco.

    - Bien Berw, ya me toca clase, nos vemos a las 2 para ir a recoger a Emir… y… - el noruego fue interrumpido. – Eh, hoy no podré llevarte a recoger a tu hermano, tengo que quedarme en el campus, hay proyecto y saldré tarde… lo siento. – El noruego puso un rostro de preocupación, hacía unos días se echó a perder su automóvil y no tenía como ir a recoger a su hermano.

    - Rayos, claro, no importa, gracias Berw… - decía totalmente preocupado, se puso de espalda e hizo que pensaba. - ¿Qué haré?... Tendré que decirle a Emir que me espere, porque el camión tarda demasiado en llegar hasta allá, pero… - decía, cuando de pronto a Christensen se le paró el oído, y fue tras el noruego.
    - Oye, Lu… yo puedo llevarte… hoy salgo a la 1, ¡pero puedo esperarte!... –decía como tentándolo, pero el noruego seguía hablando, e ignorándolo.

    - Ah, pero no traje dinero para el bus, y no quiero deberle más dinero a Tino… ¿será que vaya caminando?... – el danés se dio cuenta de su jueguito, pero siguió insistiendo.

    - Eh, Lukas… yo tengo auto, un super auto y oh, casualidad, alcanzamos 4 personas en él ¿no te parece conveniente? Y además, llega hasta la escuela de Emir, ¿qué conveniente no? – decía y sonaba como vendedor ambulante. El noruego hacía rato que había escuchado al danés, pero no quería aceptar, de hecho, esperaba a que el sueco cambiara de parecer.

    Pero no lo logró.

    Suspiró y se dio media vuelta, topándose con el grandote. – Bien, acepto anko… pero sólo sí… - fue interrumpido.

    - ¡Qué bieeeeen! – el danés cargó al más liviano en un abrazo e inmediatamente lo soltó.

    - Sólo si evitabas hacer eso… idiota. – se arregla el cabello y se reacomoda su broche que se había caído tras el agitado ‘abrazo’.

    - Bien, es todo, llego tarde a mi clase, nos vemos Berw… y anko. – hace un saludo con la mano y se va por el pasillo.

    - Haa… - hace un suspiro y deposita su mirada perdida en el camino que recién acababa de recorrer el noruego. – Ey… - interrumpió el sueco. – Te gusta Lukas. – dijo afirmándolo, a lo que el otro respondió con una cara de terror.

    - ¿Qué has dicho?... ¿Insinúas que soy gay? No porque tú lo seas yo lo seré… - el otro lo miró con ojos matadores, a lo que le causó un escalofrío al otro rubio, quien estaba dispuesto a retractarse de lo que había dicho.

    - Bromeo, tengo clase, hasta luego. – el sueco se alejó en el pasillo y se dirigió a su respectivo salón universitario.

    - Buuff… eso me asustó un poco, pero, ¡no importa! Después de todo soy el rey – canturreó mientras se dirigía ahora al auditorio de la universidad, le tocaba clase, a la cual, ya había llegado tarde.
    Tres horas más tarde, las clases ya habían acabado, el noruego se dirigía a la entrada con la mochila al hombro, en realidad no llevaba muchas cosas, después de todo, todo lo que necesitaba para psicología se encontraba en la biblioteca del colegio.

    El danés se encontraba apoyado en los muros de las escaleras de la puerta principal, mirando su celular, cuando volteó hacia la entrada y vio a Lukas, fue que guardó el celular y lo llamó.

    - ¡Ey, Lu, aquí estoy! – lo llama agitando el brazo de izquierda a derecha, de arriba a abajo y de ser posible, de adelante hacia atrás. – ¡Vamos Lu, que Emir se enojará si llegamos tarde por él! – El noruego sólo pedía que el danés se callara, ya que todo el alumnado de cuarto semestre se había quedado viéndolo directamente a él y después al danés ruidoso.

    - Idiota, te dije que evitaras llamar la atención… - regañó discretamente, mientras que, también discretamente, se tapaba la cara con un libro que tenía en su mochila y caminaba al auto del danés, uno rojo brillante y deportivo.

    El danés fue a su respectivo lugar y abrió los seguros para abrir las puertas.

    - Adelante mi príncipe. – canturreó el danés, a lo que el noruego le devolvió una mirada amenazante, pero sin más, se subió y cerró la puerta, de igual forma hizo el danés.
    El inicio del camino avanzó sin más, ellos dos escuchando una canción ridícula en la radio, hasta que el noruego se hartó y le cambió de estación.

    - Hay Lu, creí que te gustaba esa canción, ya me habías preocupado. – burló el danés, sabía que al noruego no le gustaba esa música, ‘se la pasaba escuchando gritos ahogados’ se refería a la música Black y Heavy Metal que le gustaba.

    No recibió respuesta del noruego, siguió el camino de cómo estaba al inicio, en silencio. Quería buscar algún tema para platicar, pero no se le ocurría. El noruego tenía apoyado su brazo en la ventana y su rostro apoyado a la vez en su puño, mirando hacia afuera. El danés observaba de reojo al otro chico y se percató de algo que le llamó la atención.

    - Oye Lukas… ¿qué tienes…? – el noruego atendió a su llamado, y vio que el otro rubio observaba su muñeca, que estaba moretoneada, al darse cuenta de esto, jaló la manga de su chamarra y ocultó el moretón.
    - No, no es nada… -decía algo nervioso. – Fue una torpeza mía el otro día, no te preocupes por ello. – Silencio de nuevo, el danés prefirió no insistir y siguió mirando su camino.
    Que el noruego se moviera de su posición anterior le indicó al danés que ya habían llegado. Se acercó a la banqueta y dejó que el rubio se bajara del coche. Se asomó y pudo ver que el hermano del ojiazul ya estaba en la entrada esperando a su hermano.

    Pudo ver que hablaban ahí, y le indicaba hacia el auto, el pequeño chico se asomó y comenzó a caminar hacia el auto.

    Ambos hermanos entraron, el noruego adelante y el peliblanco atrás.

    - Hola… - dijo muy seriamente el chico, sin mirar a los ojos al otro quien ya se había dado vuelta.

    - Hola Emir, ¿cómo te fue en la escuela?... – no recibió respuesta. Se volteó de nuevo, arrancó el coche y se fueron.

    Dejó a ambos hermanos en su casa y se fue ahora a la suya.

    - No estoy muy convencido… ¿qué le pasa a Lu?... – dijo al aire recordando esos moretones que tenía en la muñeca.
    En la casa del noruego y el islandés, sí, es islandés, nació en Islandia y es de padre islandés, sólo que él y su hermano comparten madre.

    - Emir, si me necesitas, estaré en mi habitación… dormiré temprano hoy. – para sorpresa del peliblanco, quien para asegurarse de su definición de ‘temprano’ checó su reloj, y se sorprendió al ver que eran apenas las dieciocho horas… o seis de la tarde.

    - He-hermano… son las seis apenas… ¿ya te irás a dormir?... – puso una cara de preocupación y observaba como su hermano subía lentamente las escaleras para dirigirse a su habitación.

    - Sí, hoy no me siento muy bien… nos vemos. – entró a su cuarto y cerró la puerta.

    El islandés se quedó muy preocupado, miraba la puerta y luego caminó hacia la cocina, era hora de comer algo.

    - Otra vez… -puso un gesto preocupado y entró a la cocina.


    ______________-

    Bien, este fic quiero subirlo al FF pero como no me deja lo pongo aquí x.x... serán varios capis bien cortavenas, y verán por qué xD
    avatar
    Prusia
    Admin

    Mensajes : 1628
    Puntos : 11
    Fecha de inscripción : 18/02/2011
    Edad : 24

    Re: {01/???} Never let you go. Shonen-Ai

    Mensaje por Prusia el Mar Mar 29, 2011 10:59 pm

    asd esta bueno ;D !!
    no te deja subirlo a fanfiction? no será el error ese cuando actualizas capitulos???
    èwé yo se como quitarlo~~~Sí quieres te digo ;3
    avatar
    Noruega

    Mensajes : 139
    Puntos : 1
    Fecha de inscripción : 23/02/2011
    Edad : 24

    Re: {01/???} Never let you go. Shonen-Ai

    Mensaje por Noruega el Mar Mar 29, 2011 11:01 pm

    Gracias ^///^... pues si sé como editar y actualizar los capítulos, pero, lo que no me deja es subir una nueva historia D'8... sabes cómo subir historias, a mí me da el error.
    avatar
    Prusia
    Admin

    Mensajes : 1628
    Puntos : 11
    Fecha de inscripción : 18/02/2011
    Edad : 24

    Re: {01/???} Never let you go. Shonen-Ai

    Mensaje por Prusia el Miér Mar 30, 2011 6:35 pm

    De verdad? yo si puedo.... hmm... el link de subir historias es igual a este? [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] o tipo y no has aceptado el Guidelines o nose...
    avatar
    Noruega

    Mensajes : 139
    Puntos : 1
    Fecha de inscripción : 23/02/2011
    Edad : 24

    Re: {01/???} Never let you go. Shonen-Ai

    Mensaje por Noruega el Miér Mar 30, 2011 6:55 pm

    Es igual a ese link, pero al momento de darle Continue me sale el error )':
    avatar
    Prusia
    Admin

    Mensajes : 1628
    Puntos : 11
    Fecha de inscripción : 18/02/2011
    Edad : 24

    Re: {01/???} Never let you go. Shonen-Ai

    Mensaje por Prusia el Miér Mar 30, 2011 7:12 pm

    Buuu pues no se que pasa D: a mi si me sale...
    avatar
    Noruega

    Mensajes : 139
    Puntos : 1
    Fecha de inscripción : 23/02/2011
    Edad : 24

    Re: {01/???} Never let you go. Shonen-Ai

    Mensaje por Noruega el Miér Mar 30, 2011 8:38 pm

    Oseap, cuando pongo "New Story" acepto los Guidelines, y todo, la categoría, pero hasta ahí, cuando doy "Continue" es cuando ya me sale el error ):
    avatar
    Islandia

    Mensajes : 29
    Puntos : 0
    Fecha de inscripción : 29/09/2011
    Localización : Puerto Montt, Chile

    Re: {01/???} Never let you go. Shonen-Ai

    Mensaje por Islandia el Jue Oct 27, 2011 7:21 am

    wow tienes talento para escribir fics ^u^
    yo soy mejor eso dicen e3e con el dibujo xD
    me encanto ademas de q la narracion esta muy bien a medida de que lees uno se puede ir imaginando al mismo tiempo lo leido =3

    Contenido patrocinado

    Re: {01/???} Never let you go. Shonen-Ai

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér Dic 13, 2017 6:10 am