rol de hetalia estilo isla del drama

NUESTRO FORO, NUESTRO NUESTRO 8C ya nadie es bienvenido (????)

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Aqui estoy...
Vie Oct 09, 2015 10:17 pm por María Rayen/ Araucania

» Holis, ¿llegue tarde? por lo que veo el apocalipsis llego y yo ni enterado...
Sáb Oct 03, 2015 2:25 am por Atlantis

» Encuentro sensual frente a la casa del señorito (?) -Privado(?)-
Lun Sep 28, 2015 9:45 pm por Prusia

» 18 Meses tour (Liebe, liebe, come here, los demás shú shú (??) )
Mar Ago 13, 2013 11:38 pm por Prusia

» Usemos mas el foro!!
Lun Jul 15, 2013 1:34 pm por Prusia

» annyeong!! me presento~
Lun Jul 15, 2013 1:32 pm por Prusia

» Ficha del que los va a matar (?) okno
Lun Jul 15, 2013 1:31 pm por Prusia

» Un sueño milenario
Lun Feb 25, 2013 5:54 pm por Prusia

» parodias con sub español by uto exepto los videos
Lun Feb 04, 2013 3:59 pm por Seborga ;3

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 71 el Mar Jul 11, 2017 11:01 am.


    Magia y Alquimia

    Comparte
    avatar
    italia
    Admin

    Mensajes : 1013
    Puntos : 7
    Fecha de inscripción : 18/02/2011
    Edad : 24

    Magia y Alquimia

    Mensaje por italia el Vie Jul 15, 2011 8:23 pm

    hola!! bueno aquí les dejo este fanfic, yo no lo hice d una vez se los aclaro, lo escribió Yersi Fanel en fanfiction, pero la verdad me encanto el fic a penas lo leí hoy a las 5:00 am espero q a ustedes también les guste

    Capitulo I: Entre magos y alquimistas


    Edward Elric estaba sentado en el sillón de la oficina del coronel Mustang leyendo un libro, el joven estaba tan concentrando en su lectura que ni se inmutó en notar como su coronel se ahogaba en entre la enorme cantidad de papeles con los que tenía que trabajar.

    Hacía mas de una hora que Ed esperaba que se le asignara su siguiente misión, pero Roy estaba tan ocupado que lo único que hizo fue lanzarle el libro que ahora estaba leyendo e indicarle que esperara, Ed suspiró, se puso cómodo en el sillón y entró en el mundo de "Alquimia Avanzada. Volumen II"

    -"Hagane no"- llamó Roy a su subordinado, el joven levantó la vista del libro y miró a Roy el cual aun estaba firmando varios papeles, los cuales dejó a un lado para ver el reporte que le había entregado el joven –"Al parecer no hiciste mucho escándalo en tu ultima misión, eso es bueno. Aun creo que deberías pasar un tiempo en un solo lugar, te presionas demasía..."- Roy levantó la vista, Ed tenía los ojos clavados en el piso, las manos sobre su regazo y se veía algo deprimido

    -"Tal vez tengas razón... y deba quedarme un tiempo aquí..."- el joven cerró los ojos –"Ya han pasado varios años y no he encontrado la manera de ayudar a Al... la piedra filosofal ya no es una opción, porque la método para hacerla... Al jamás me lo perdonaría"-

    Roy miró al joven un momento, para luego dejar los papeles sobre el escritorio y recargarse por completo en el sillón, por mas que le molestara admitirlo, detestaba ver al joven de ojos dorados deprimido.

    -"Fullmetal creo que..."- el comandante no estaba seguro de que decir.

    -"No es que te importe mucho de todos modos"- dijo Ed –"Dejaré de aburrirte con mis problemas, y bien coronel, mi siguiente misión?"- preguntó, dejando ver una clara y bastante falsa sonrisa. Roy arqueó una ceja.

    -"Te alejarás de las misiones por un tiempo, es una orden"- con eso, Roy regresó su atención a sus papeles, Ed lo miró un rato y parpadeó varias veces, el comandante no pensaba cambiar de opinión.

    El joven se hundió en el sofá color negro de la oficina de Roy y cerró los ojos. Esperando que el coronel le dijera que siempre no tomaría vacaciones y le diera su siguiente misión, solo tenía que esperar unos minutos, al menos eso pensaba.

    -"Fullmetal, no se que esperas, no te asignaré misión alguna por ahora"- dijo el coronel.

    -"Entonces estoy algo así como de vacaciones, al parecer"- dijo el joven repasando en suelo con los ojos, no tenía ganas de hacer nada, menos de pelearse con Roy.

    -"Así es, puedes estudiar o algo, no sé, otra cosa que no sea alquimia, ya te sabes casi todos los libros de la biblioteca"- En ese momento dos lechuzas entraron por la ventana, una de ellas descendió frente a Roy y la otra en el sillón junto a Ed, ambas dejaron caer una carta frente a ellos para luego posarse en la cornisa del edifico, esperando.

    Ed tomó la carta, extrañado por el inusual método de envío.

    Señor Edward Elric.
    Oficina del Coronel Roy Mustang.
    Cuartel General del este.
    Ciudad del este.


    El joven miró a Roy, quien ya había desenvuelto su carta y la leía con mucho cuidado, para luego sacar otras cuatro de su escritorio y leer algunas partes de ellas y regresar a la más reciente, dejando ver ojos de asombro de vez en cuando en la lectura de la carta, para luego seguir leyendo. Ed abrió la carta con cuidado y empezó a leerla:

    Colegio Hogwarts de Magia

    Director: Albus Dumbledor
    (Orden de Merlín, Primera clase,
    Gran hechicero, Jefe de Magos,
    Jefe supremo, Confederación
    Internacional de Magos)

    Querido señor Elric:

    Tenemos el placer de invitarlo a formar parte del alumnado del Colegio Hogwarts, esperamos que considere nuestra invitación, hemos de ser sinceros y decir que desde hacía unos años se le había invitado a nuestra institución, pero por causas de fuerza mayor, los mensajes no le fueron entregados, de aceptar su puesto entre el alumnado, será reubicado en un nivel adecuado con su edad, será su responsabilidad el ponerse al corriente con los estudios del nivel que cursa, tenemos fe en que eso no será problema para usted. Por favor observe la lista de quipo y libros necesarios. Las clases comienzan el 1 de Septiembre, esperamos su lechuza antes del 31 de julio.

    Muy Cordialmente,
    Minerva McGonagall
    Directora adjunta.


    Edward miró la carta en silencio por al menos cinco minutos hasta que finalmente estalló en mi grito poniéndose de pie y agitando el papel.

    -"¿QUÉ!"- el joven aun no salía de su sorpresa cuando vio que Roy estaba escribiendo una carta y entregándose a una de las lechuzas, ambas salieron volando después de eso –"¡Explicación. Ahora!"-

    -"Tal parece que si estudiarás después de todo, pero no en la biblioteca de central, sino en el colegio Hogwarts, considéralo como un método de recolección de conocimiento"-

    -"Pero, pero, esto debe ser una mala broma, muy bien elaborada por cierto, pero aun así!"- Ed agitó la carta de arriba abajo innumerables veces, Roy estaba muy calmado, de hecho estaba sonriendo.

    -"Nunca he estado en ese lugar, pero el director es una persona muy amable, tengo el gusto de conocerlo"- dijo mientras apoyaba su cabeza en su mano.

    -"¿He?"- Ed tenía los ojos muy abiertos

    -"Vamos Fullmetal, se que no es común para ti escuchar sobre magia, pero puedo asegurarte que este lugar existe y que esa magia es muy real, Albus Dumbledor es un excelente mago, también es alquimista debo decirte, no del mismo tipo que nosotros, el siempre me dijo que prefiere la magia"-

    -"¿Cómo...?"- Ed no sabía como terminar la frase

    -"Para mantener una alianza Fullmetal, es que los Alquimistas mantenemos un contacto con los magos y vise versa, déjame ponértelo mas claro"- Roy tomó aire –"Nuestro mundo esta en un plano igual al mundo dónde los magos y la gente no mágica, muggles si mal no estoy residen, pero estamos separados por una brecha, esa brecha no es cruzada a menos que haya una situación considerable, pero se mantiene un contacto por que ambos elementos, la magia y la alquimia, se parecen en el contexto de lo sobrenatural. Por lo general la gente de nuestro mundo, el mundo de la alquimia, no es invitada a formar parte de Hogwarts y el mundo de la magia por consecuente con menos que sea un caso especial"- Roy miró de reojo la carta que se le había enviado y luego regresó su atención a Ed –"Si se te invitó a Hogwarts debe ser por una buena razón Fullmetal, Dumbledor es un hombre muy astuto y puedo asegurarte que sabe lo que hace"-

    -"Este hombre... ¿alguna vez la alianza ha sido plenamente utilizada?"- el general afirmó con la cabeza

    -"En un tiempo el nos ofreció su ayuda, hace muchos años, yo aun era un niño, no se bien de esa situación"- Roy bajó la mirada-"Y de nuevo cuando la guerra de Ishbal ocurrió... pero dando a relucir que no queríamos que mas inocentes se involucraran con nuestros pecaminosos problemas, se le pidió que no interviniera... aun que a mi me hubiese gustado que no fuera así"- esto ultimo lo dijo casi en un murmullo, Ed sabía esa batalla brinda memorias oscuras al general, por el solo hecho de recordar la masacre en el pueblo de Ishbal...

    -"Eso fue por su parte... ¿nosotros?"-

    -"Los registros dicen que en lo que ellos denominaron 'los tiempos oscuros' se pidió ayuda a los alquimistas, se mantuvo en secreto nuestra intervención"-

    Roy le comentó algunos otros datos relevantes sobre el mundo de la magia y Hogwarts, poco a poco Ed empezó a relajarse y la idea comenzó a agradarle un poco, desistía por que Alfonso no podría acompañarlo, pero quizá eso era algo bueno, por cause de Ed es que Al se veía involucrado en problemas que no le correspondían.

    'Creo que estaría bien, dejar que Al descanse de mi y mi facilidad para obtener problemas durante un tiempo' el joven sonrió para si.

    -"Esta bien, iré"- dijo el joven mirando a Roy, quien sonrió de forma habitual

    -"No tenías otra opción de todas formas, ya envié tu confirmación"- Ed sudó gotita –"Iremos a comprar tus cosas, yo seré quien te vigile en tu estancia en Hogwarts, también fui invitado"-

    -"¿Ha si y que harás ahí, Taisa?"- preguntó Ed bastante curioso, Roy levantó una ceja

    -"Ayudaré en la biblioteca"- dijo sin mucho afán mientras Ed dejaba escapar una estrepitosa risa –"¿Qué?"-

    -"¡Es que no te puedo imaginar de bibliotecario!"- Ed siguió riéndose

    -"En ese caso, creo que nunca obtendrás los libros de consulta restringida que requieras"- Ed dejó de reírse, ahora quien sonreirá como maniático era Roy

    -"Baka Taisa..."-

    Tras explicarle a Al sobre su nueva, ejem... "misión", recibir deseos de suerte por parte de su hermano menor y asegurarse que quedara bajo la vigilancia de alguien de confianza, es decir, Maes Hughes, su subrogado padre, el joven se propuso empezar el viaje.

    Roy dejó a Hawkeye a cargo de la oficina, quien le dijo que el que estuviera del otro lado del mundo no lo salvaría de hacer su trabajo de escritorio, el cual le sería enviado cuando fuera necesario, Roy dejó ver una expresión sombría ante esto, Riza le deseó suerte a Ed y los despidió.

    Havoc condujo el auto, hasta una estación de tren aparentemente abandonada, prácticamente en medio del desierto, las vías no llegaban muy lejos, parecía que las habían removido y en lugar se veía lúgubre.

    -"Aquí estamos"- dijo Roy mientras Havoc le ayudaba a Eda bajar un baúl que Roy insistió que llevara en lugar de maleta.

    -"¿Es una broma verdad?"- dijo el alquimista de acero al ver el lugar.

    -"Certeramente no Fullmetal, este lugar es la base de la brecha entre el mundo de la alquimia y el mundo de la magia"- Roy caminó a la estación, Ed detrás de el. –"Teniente Havoc, gracias por su apoyo, hasta que nos volvamos a ver, cuídese"- dijo Roy antes de perderse en el edificio.

    -"¡Adiós jefe!"- se despidió el teniente de Ed

    -"Te veré después Havoc, hasta luego!"- Ed se despidió eufóricamente mientras arrastraba el baúl en la misma dirección que había tomado Roy.

    El coronel estaba de pie en un andén del medio de la estación, cuando Ed llegó Roy dibujó se arrodilló en el suelo, Ed pudo ver que había un circulo de trasmutación que nunca antes había visto, el alquimista de fuego colocó su mano en el círculo y este se iluminó en rojo,

    -"¿Contraseña?"- dijo una voz de la nada, Ed tembló ante esto

    -"plomo en oro"- respondió el comandante, mientras se ponía de pie, tras esto el sonido de un tren empezó a escucharse, hasta que una locomotora con un vagón de pasajeros apareció de un portal que inicia dónde las vías del tren empezaban en el desierto, a unos cuantos metros de la estación.

    -"¡Qué!"- Ed casi cae al suelo del susto, el tren se paró en el andén donde ellos estaban y las puertas se abrieron, dejando ver a un muchacho de no mas de 18 años vestido en un uniforme rojo descuidado, el joven saltó al andén, y sin mirar a nadie comenzó a leer una tarjeta.

    -"Bienvenidos al expreso Magia-Alquimia, trasporte del mundo de la alquimia al mundo de la magia y vise versa, mi nombre es John Shunpike y estaré a su disposición en su viaje"- tras esto guardó la tarjeta y miró a Roy y Ed. –"Este..."-

    -"Ha si, el baúl del niño por favor"- dijo Roy señalando el objeto

    -"¡A quien le llamas niño!"- Protestó Ed con una mueca graciosa, Roy sonrió para si.

    'Se ve lindo cuando esta enojado' al terminar la frase en su mente, sintió grandes deseo de golpear su cabeza contra un poste, 'Roy Mustang, tu no llamaste lindo a Fullmenta, okay?'

    Mientras Roy entraba en el tren, Ed esperó a que John metiera su baúl en el trasporte, el joven de uniforme rojo los condujo hasta un cubículo y ahí guardó el baúl de Ed y el equipaje de Roy.

    -"El tren tardará 5 minutos en salir del mundo alquimia y de ahí, el viaje durará una hora hasta llegar a la estación de Londres... ¿si es a Londres a dónde van, no es así?"- preguntó nervioso

    -"Si, de ahí al callejón Diagon"- respondió Roy

    -"Hey, no dices mucho este discurso, verdad?"- le preguntó Ed a John, el joven se relajó ante el tono amigable del alquimista de acero.

    -"La verdad no, como casi no hay pasajeros en este tren, me la paso limpiando y dando mantenimiento, son pocos los viajes y la gente en el tren, por ejemplo solo son ustedes dos ahora, por lo general estoy solo con Morty, el maquinista, contrario de mi hermano Stan, el trabaja en el autobús noctámbulo, el si que ocupa su rutina"-

    -"Si, normalmente un representante viene de vez en cuando por motivos de reuniones, pero no es muy seguido, no había habido novedades"- comentó Roy 'Hasta ahora...'

    El tren empezó a moverse, Ed miró por la ventana como el enorme trasporte se acercaba a el final de las vías, para luego empezar a desaparecer a través de un portal que estaba justo antes del final de la aparentemente rota vía.

    -"Genial"- dijo el alquimista cuando cruzaron el portal y el paisaje de una boscosa montaña se dejó ver frente a sus ojos.

    Roy sonrió al ver como Edward estaba mucho mas relajado ahora que hacia varias horas, ya que entre la consternación de no saber nada del mundo de la magia, el hecho que iría a un lugar totalmente desconocido y su previa depresión lo había hecho una bola de nervios andante.

    'Al menos... en Hogwarts estarás seguro' pensó al recordar la carta de Dumbledor que recibió hacía unos meses atrás.

    En ella, el director de Hogwarts le anunciaba el regreso del mago mas temido de la historia, Lord Voldemort, que un que el hecho de que estaba de vuelta no era oficial, porque el ministerio de magia no quería aceptarlo, pero el sabía lo que decía y el consejo de Dumbledor para el mundo de la alquimia era simple: tengan cuidado.

    Poco después, recibió nuevas noticias, en su carta, Dumbledor le advertía que Voldemort tenía entre sus múltiples planes usar la alquimia, fuentes de confianza y el grupo de opositores del cual Dumbledor era parte podían confirmárselo, el mago no estaba seguro de que Voldemort supiera plenamente del mundo de la alquimia, pero las advertencias nunca estaban de mas.

    En su tercera carta, Dumbledor le confirmó sus sospechas, Voldemort no solo planeaba usar la alquimia, sino a un alquimista en especial, el agente infiltrado confirmó que el nombre del este alquimista no era conocido por el Lord oscuro, pero su si identidad de familia, Voldemort buscaba al hijo mayor de "Light Hohenheim", no sabían las razones.

    Roy le confirmó que el hijo mayor de Hohenheim era un joven de a penas 15 años, de gran inteligencia, un prodigio en la alquimia, su nombre, Edward Elric, el hecho de que su padre fuera este alquimista de gran fama era poco mencionado, poca gente conocía este hecho, pero eso no impedía que el peligro siguiera de cerca al mayor de los Elric.

    En su ultima misión, Ed estuvo a punto de ser secuestrado por un hombre de sospechosa apariencia que usaba 'Una pieza delgada de madera' para atacar, el hombre murió durante el rescate por causas desconocidas, lo encontraron después de que Ed escapó de su encierro, el joven alquimista dice que una gran luz verde iluminó la habitación dónde el hombre estaba y que este gritaba por piedad por haber permitido que el joven escapara, eso fue lo único que vio sobre su hombro y escuchó mientras corría para alejarse, el asesino no siguió a Ed.

    El alquimista de fuego estaba seguro que el asesino era otro de los hombres de Voldemort, el cual cumplió una orden directa de su amo, también estaba seguro de que Ed estaba en peligro.

    Tras ese incidente le escribió a Dumbledor, el director le ofreció asilo para el joven Elric dentro de Hogwarts, dónde estaría mas seguro y gente del mundo de la alquimia no se vería involucrada, a Roy le ofreció un puesto en la escuela para infiltración y trabajar junto con "La Orden del Fénix" para evitar que Voldemort obtuviera lo que busca.

    Sin pensarlo dos veces Roy accedió, Dumbledor era un hombre digno de confianza y podía estar seguro de que la ayuda que le ofrecía era importante, nadie mejor que un mago para aconsejar sobre otro mago.

    El asunto se mantendría bajo extraña cautela, Roy estipuló que Edward no debía enterarse que era posible blanco de aquel hechicero, lo que Ed menos necesitaba eran mas problemas en su cabeza y Dumbledor dijo que el estaba por sugerir eso mismo.

    Con todo el plan arreglado, Dumbledor le pidió a McGonagall que escribiera una carta especial ese año, mientras que el escribió una quinta carta a Roy, dándole los consejos y detalles que debía saber para el viaje.

    Tras tres cuartos de hora de viaje, Ed volvió a mirar plenamente por la ventana, para notar que había otra vía ferroviaria cerca.

    -"Hey John"- el muchacho del uniforme rojo abrió el compartimiento dónde estaban Ed y Roy –"¿Esa vía es del mundo de la magia o muggle, esa es la palabra?"-

    -"Muggles, gente no mágica. No, esa otra vía es del Expreso Hogwarts"-

    El tren se fue acercando hasta finalmente entrar en una estación de tren dónde había muy poco gente moviéndose entre los andenes.

    -"Que diferencia, la estación de central y este siempre están concurridas"- comentó Ed al ver por la ventana.

    -"Es porque esta es la parte de los anden mágicos, cuando entrene a la estación Muggle de Londres verás la diferencia"- John miró por la ventana –"Bien, ya estamos aquí, plataforma 5 ½, preparen sus pertenecías para bajar del tren"-

    -"¿5 ½?"- el joven de ojos dorados estaba muy confundido por todo el asunto, las plataformas, las vías y los números quebrados, Roy soltó una risita

    -"Justo entre las plataformas 5 y 6 Fullmetal, el expreso Hogwarts esta en la 9 ¾"- le comentó Roy mientras se ponía de pie y tomaba su equipaje.

    Una vez que bajaron del tren, John se despidió de ellos y les deseó un buen viaje, por primera vez Ed notó que Roy no tenía puesto su uniforme, sino un traje azul oscuro de civil menos llamativo y una gabardina negra, se había cambiado de ropa durante el viaje, pero Ed no lo notó por estar contemplando el paisaje.

    -"Bien, vamos"- Roy caminó directo hacía una pared que estaba enmarcada con ladrillos rojos, Ed levantó una ceja –"Es un portal Fullmetal, camina, no tenemos todo el día"-

    Ed arrastró su baúl hasta llegar a un lado de la pared enmarcada y subió el baúl en un carro de trasporte y se puso de pie frente a la pared, cerró los ojos y se dejó ir hacía ella, para su sorpresa el golpe nunca vino, cuando volvió a abrir los ojos estaba en la concurrida estación de Londres, Roy a un lado de el.

    -"Siguiente parada, el caldero chorreante"- Roy empezó a caminar, sacó una nota de su saco y la miró, de ahí tomó una dirección y Ed lo siguió sin decir nada, estaba muy ocupada poniendo atención a cada detalle a su alrededor.

    Ed había estado leyendo un menú que encontró en el caldero chorreante, todo parecía interesante en su opinión, pero al ver el manejo de precios arqueó una ceja.

    -"¿Galeones, sickles y knuts?"- Ed parpadeó –"A mi no me dan de esos en mi nomina"-

    -"Evidentemente"- Roy hubiera golpeado a Ed de no ser porque tenía flojera de moverse –"¿Recuerdas que te dije que el último deposito de tu ahorro anual sería movido a otra cuanta?"-

    -"Si"- Ed siguió leyendo el menú

    -"Un contacto de Dumbledor nos hizo el favor de cambiar el dinero a moneda mágica y te abrió una cuenta en el banco de este mundo, Gringotts si mal no estoy"- Roy tomó un poco del contenido de su baso.

    -"Para nunca haber venido a este lugar, sabes mucho"- le dijo Ed con acento sospechoso, Roy sonrió con los ojos cerrados

    -"Nunca he estado en Hogwarts Elric, pero si en el mundo mágico"- confesó el coronel, Ed parpadeó, bajó el menú y tomó un poco de la botella que le había traído Roy.

    -"Hey, eso sabe muy bien"- dijo aprobando la bebida

    -"Cerveza de mantequilla"- le dijo Roy –"Es popular por aquí"-

    -"Ahora se porque, volviendo al tema¿cuánto dinero hay en mi cuenta?"- Roy escribió la cantidad en un papel

    -"Por cierto, La moneda de oro es llamada galeón, la de plata, sickle y la de cobre, knut. Un galeón vale 17 sickles, y un sickle vale 29 knuts"- le explicó mientras le mostraba una de cada una, Ed leyó el papel.

    -"Genial, tengo una buena cantidad de dinero y mi cuenta en nuestro mundo sigue perfectamente bien"-

    -"Aun pienso que ganas demasiado dinero para tener 15 años..."- Roy afiló la mirada

    -"Mayor Edward Elric, haha, el titulo tiene un suelo establecido"- dijo sonriendo –"Además tu ganas mas que yo, así que no critiques"- Ed afiló la mirada contra el coronel, Roy sudó gotita.

    -"Ya disponemos de una habitación aquí, tus cosas junto con las mías ya están ahí, así que sigamos, hay que comprar tu útiles y otras cosas"- Roy se puso de pie, Ed terminó su cerveza de mantequilla y lo siguió hasta la parte de atrás del lugar, dónde había una pared.

    -"¿Otro portal?"- preguntó Ed

    -"No, este es diferente, a ver... ¿dónde dejé esa cosa?"- Roy buscó entre su gabardina para finalmente sacar una varita –"Hace años que no usaba esto"-

    -"¿Qué es?"-

    -"Una varita mágica Elric, como la que vas a necesitar"-

    -"¿Cuándo te dieron una varita?"-

    -"¿Recuerdas lo que te dije de los... tiempos oscuros?"- esto ultimo lo dijo casi en un susurro, Ed afirmó con la cabeza –"En esa ocasión obtuve un varita y un entrenamiento básico en magia"- Roy golpeó algunos de los tabiques.

    En ese momento se empezaron a mover, dando a formar una entrada, Ed miró asombrado esto, cuando los tabiques dejaron de moverse, Roy guardó su varita.

    -"Aquí estamos, el callejón Diagon"- el alquimista de fuego empezó a caminar –"Fullmetal, en este mundo no es muy conocida la alquimia así que quiero que te abstengas de usarla, entendido?"-

    -"...esta bien"- dijo de mala gana, para luego regresar su atención al novedoso panorama, las tiendas, la gente, todo era realmente nuevo e interesante.

    -"Primero vamos a Gringotts"- dijo Roy caminado de frente con dirección al enorme edificio al final de la calle.

    Una vez en el banco, un enano de mirada fría levantó la cabeza.

    -"¿Si?"- dijo con una voz lúgubre

    -"Edward Elric aquí presente desea realizar un retiro, aquí esta la llave"- dijo entregando el objeto al enano.

    Ya en el vagón de Gringotts, Ed sintió que devolvería todo lo que tenía en el estomago o se desmayaría ahí mismo, Roy estaba muy quieto, pero el alquimista de acero puedo notar que el rostro de su coronel estaba de un color verde pálido ligero.

    Tras hacer el retiro, volvieron al callejón Diagon, después de hacerse dado unos minutos para recuperarse, regresaron a sus compras.

    -"Según la lista, necesito... tres túnicas negras, un capa de invierno, guantes protectores, un montón de libros... no puede ser¿cuántas clases voy a tomar?"- Roy miró la lista

    -"Esa lista incluye los libros de los años anteriores, tienes que ponerte al corriente"- le señaló

    -"Ha bien, será fácil, a ver que mas... un caldero¿caldero, si tu lo dices... un juego de frascos de vidrio, un telescopio, una balanza y una varita"-

    -"Vamos por la varita primero, La tienda del señor Ollivander es la indicada"-

    El alquimista de fuego empezó a caminar una vez mas sin decirle a Ed la dirección que tomaría, el joven rubio suprimió los deseos de crear una pared frente al coronel y lo siguió de cerca.

    Definitivamente esta "misión" sería interesante.

    Continuará...

      Fecha y hora actual: Vie Dic 15, 2017 12:52 pm